opinionenero


Almodóvar o de las estéticas horizontales

Denia Ishtar García Toribio

La manera en la que el mundo se configura en la actualidad responde a una lógica capitalista – patriarcal, que se fundamenta en: la opresión entre clases sociales; la reafirmación del poder, la autoridad y la jerarquía; el binarismo, la heterosexualidad y la monogamia. Esta misma estructuración se replica de múltiples y diversos modos en el ámbito cultura, de manera específica ( y para nuestro interés) en las expresiones artísticas.

En el cine comercial, cobra vida a través de estéticas verticales, que reafirman los estereotipos, que a su vez, responder a los intereses políticos – económicos – culturales antes mencionados. En respuesta al posicionamiento hegemónico, nuevas estéticas horizontales han surgido, posibilitando la creación y reafirmación de realidades con mayor inclusión y diversidad hacia lo diferente. Estas estéticas van más allá de lo normalizado: lo blanco, heterosexual, clase alta, cuerpos delgados, altos, masculinos o femeninos. Abre la posibilidad a la diversidad sexual, corporal, económica y política. Plantea, también, otro tipo de relaciones que sobrepasa lo binario, el poder y las jerarquías, en donde otros modos de ser y estar conviven de manera respetuosa y digna.

El cine de Almodóvar es un ejemplo de artistas que crean estéticas alternativas, desde una propuesta descentrada y horizontal.

En su film Todo sobre mi madre (1998), Almodóvar realiza una crítica a los mandatos culturales aceptados y vividos en la actualidad, visibilizando y subvirtiendo estos mismos valores que comúnmente son ignorados y despreciados por la sociedad, para reivindicarlos y darles lugar en una trama que gira en torno a las mujeres, quienes son los personajes centrales de la historia.

Almodóvar nos muestra de esta manera, a través de su trabajo estético, una diversidad de modos, ligados a sus gustos y su posicionamiento político, que se ven reflejados en su inclinación y apoyo a las mujeres y a la comunidad LGBTTTI, ambos grupos vulnerabilizados en la configuración patriarcal. Este cineasta, además, es uno de los pioneros en plasmar la complejidad de la vida, yendo más allá de las relaciones dicotómicas establecidas: hombre / mujer, victima / victimario, invitándonos a replantearnos nuestras formas de vivir y relacionarnos, así como a preguntarnos por las concepciones culturales acerca de la sexualidad normativa.


Denia Isthar García Toribio ( Oaxaca de Juárez)
Ensayista y Licenciada en Pedagogía por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Con intereses en el psicoanálisis, la perspectiva de género, el arte contemporáneo, la educación emocional y la fotografía.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *